Piden al presidente francés promover cooperación con Cuba en salud

0

Las asociaciones de solidaridad Cuba Linda y France Cuba instaron hoy al presidente Emmanuel Macron a promover la cooperación científica con la isla para buscar respuestas conjuntas a la pandemia de la Covid-19.
En una carta enviada al jefe de Estado, a la cual tuvo acceso Prensa Latina, las organizaciones recordaron que Francia vota cada año en la Asamblea General de la ONU contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la mayor de las Antillas, una postura que llamaron a materializar con acciones.

Señor Presidente de la República,
La mayoría de los países del mundo, y Francia en particular, se enfrentan desde febrero pasado a un flagelo inédito por su peligrosidad y su incidencia en las economías, lo que multiplica sus graves efectos sobre las poblaciones de los países impactados. Pensábamos que la pandemia del nuevo coronavirus sería controlada en pocas semanas y aquí estamos ocho meses más tarde frente a una «segunda ola» que amenaza con ser peor que la primera, ya muy mortífera. Lamentablemente, casi solo podemos hacer una constatación de impotencia, ya que estamos a punto de tomar de nuevo las mismas medidas que en marzo y que ningún medicamento parece salir del lote por su eficacia contra la COVID 19. Sin embargo, frente a la pandemia, y aunque la prensa occidental no se haga el eco del caso, un país pequeño controla mejor la situación que los demás, ese país es Cuba, no sólo por su gestión original y eficaz de la pandemia en la isla, sino por el apoyo que ha prestado a los equipos médicos de decenas de países y hasta el corazón de Europa. Ya el pasado 15 de marzo, le escribimos pidiéndole que se acercara al gobierno cubano, debido a la pericia de los científicos cubanos en epidemiología, y porque un medicamento cubano, un potente antiviral, El interferón alfa 2B, desarrollado y producido por el laboratorio cubano BioCubaFarma y recomendado por la OMS, fue uno de los 30 medicamentos seleccionados por la Comisión Nacional de Salud de China y utilizados con éxito. Este y otros fármacos, producidos en Cuba, son utilizados desde entonces por muchos países contra la covid19. En realidad, son más de 20 fármacos desarrollados y producidos por BioCubaFarma los que se utilizan contra el nuevo coronavirus en la isla, medicamentos adaptados a las diferentes etapas de la enfermedad, en prevención, desde la detección del virus para algunos y hasta los casos graves y el tratamiento del desbordamiento inflamatorio del sistema inmunitario, que los médicos llaman «tormenta de citoquina» y que puede provocar la muerte del enfermo. Hoy en día, este país de 11 millones de habitantes y un sólido sistema de salud pueden presentar, desde el inicio de la epidemia, 6566 casos confirmados de covid19, 5998 personas curadas y 128 muertes solamente. Cuba cuenta con una poderosa división de investigación y desarrollo en biotecnología, impulsada desde hace casi 40 años, y tiene sus propios laboratorios. La industria biotecnológica y farmacéutica de Cuba posee cerca de 2.500 patentes internacionales de medicamentos y produce el 60% de los medicamentos que se consumen en la isla, y los exporta a más de 40 países. Fundada en 2012, BioCubaFarma, es hoy un grupo de alta tecnología, compuesto por 32 empresas, 65 unidades básicas y 80 líneas de producción. Emplea más de 20.000 personas, entre ellas más de 1.500 investigadores y doctores en ciencias. Por otra parte, Cuba, que considera la salud como un derecho universal, es un país abierto a la colaboración con todos los demás países, como lo ha demostrado enviando contra la covid19 sus equipos de especialistas en epidemiología a más de 40 países, entre ellos Italia, Andorra, Incluso Francia en el departamento de Martinica… con satisfacción de todos los equipos médicos y de todas las poblaciones que los han acogido. Lo mismo ocurre con la investigación. El doctor Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, lo reiteró «Con nuestra misión de dar prioridad a la salud pública, proponemos un enfoque dinámico y abierto a la colaboración con empresas farmacéuticas mundiales y organismos de salud pública en toda Europa» De hecho, el pasado 4 de agosto de 2020, en plena crisis sanitaria mundial y amenazas para la salud pública, el grupo BioCubaFarma y la empresa británica SG Innovations Limited anunciaron la creación conjunta de una nueva empresa, BioFarma Innovations. Su objetivo es acelerar el desarrollo y la accesibilidad en Europa y Commonwealth a fármacos innovadores y líderes
mundiales protegidos por las patentes de BioCubaFarma, incluidos los ensayos clínicos y el lanzamiento de nuevos medicamentos en Europa. El compromiso de Cuba con la cooperación científica internacional también queda demostrado por la creación, por iniciativa propia y con su financiación, del Premio Carlos J. Finlay de Microbiología, en colaboración entre la UNESCO y la isla, cuyo objetivo es «desarrollar la excelencia en la ciencia de la microbiología y sus aplicaciones para sostener sus desafíos nacionales, pero también para ampliar su capacidad al servicio del resto de la humanidad» Nos enteremos con satisfacción de que Patrice Paoli, Embajador de Francia en Cuba, se reunió recientemente con el doctor Vicente Vérez Bencomo, Director General del Instituto Finlay para intercambiar sobre la cooperación en el sector de las vacunas, Finlay es también el nombre del centro científico del Estado cubano encargado de la investigación y fabricación de vacunas. Porque en el dominio de las vacunas, Cuba también está a la vanguardia de la investigación desde hace tiempo, ya que en 1989 su vacuna contra el meningococo B logró la medalla de oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y su « perfil de seguridad » fue reconocido « excelente » en un informe de la OMC en 2008. Cuba produce casi el 80% de las vacunas que administra en el marco de su programa nacional de inmunización. Esta experiencia habilita a la isla tanto para su propia producción como para la investigación y la cooperación con otros laboratorios. Lo que usted probablemente habrá aprendido después de la visita de nuestro embajador al Instituto FINLAY, Cuba ha presentado una vacuna candidata para la COVID 19 , la tercera a nivel mundial a ser aceptada por la OMS, entre las 40 validadas por el organismo de las 200 investigaciones actualmente desarrolladas en el mundo. El nombre de esta vacuna es Soberana1 y su nombre científico Finlay front-runner1. La primera fase de las pruebas de Soberana1 comenzó a finales de agosto y a finales de octubre la segunda fase, con un total de 676 voluntarios. Hasta ahora no se han producido efectos secundarios graves. Se espera que la segunda fase de las pruebas concluya en enero. Soberana1 se basa en partículas similares al virus y se basa en plataformas de inmunización utilizadas anteriormente por científicos cubanos. La investigación se realiza en colaboración con el centro nacional de coordinación de los ensayos clínicos, un comité independiente de seguimiento de los datos y otro de ética. Como ve, Cuba tiene la voluntad y la capacidad científica de colaborar con todas las naciones para hacer progresar la microbiología y las ciencias médicas a nivel mundial. Pero para poder acelerar el desarrollo de los ensayos clínicos, Cuba, pequeño país de 11 millones de habitantes, también necesita esta cooperación internacional Además, como poco se sabe, los efectos de la Ley Helms Burton de Estados Unidos y su extraterritorialidad continúan apresurando la isla, sin tregua en estos tiempos de pandemia, limitando el acceso de la población cubana a los productos de primera necesidad, los equipos y el suministro de materias primas para su industria en particular farmacéutica. Non obstante, el Parlamento Europeo adopto, el 22 de noviembre de 1996, directivas destinadas a proteger a las empresas y los bancos franceses y europeos que deseen desarrollar relaciones económicas y comerciales con Cuba o con cualquier otro país no sometido a un embargo francés, o europeo. Ahora es imprescindible utilizarlo y levantar los obstáculos que impiden a nuestras empresas trabajar con la isla. Francia se honra en votar cada año en Naciones Unidas para que se levante este injusto bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, contrario a la Carta magna de Naciones Unidas. Ya es hora, hoy en día de tomar decisiones concretas en consecuencia, e impulsar la cooperación entre los laboratorios de investigación franceses y cubanos en interés de nuestros dos países. Por último, le pedimos una vez más que se ponga en contacto con el Gobierno de Cuba para establecer una verdadera cooperación con Cuba en la esfera de la salud a fin de enfrentar la pandemia, como ya lo han hecho con gran satisfacción muchos países; como Italia y nuestro departamento de Martinica. Le ruego acepte, Señor Presidente de la República, la expresión de nuestra respetuosa consideración.
Didier LALANDE,
Presidente de la Asociación Cuba Linda
Didier PHILIPPE,
Presidente de la Asociación Francia Cuba

Charlot seduce en verano

Una nueva muestra de cine se exhibirá, del 1ro. al 12 de julio, en varias salas de la capital, con motivo de la etapa veraniega. ...