Más de doscientas nominaciones formalizan el llamamiento para el Premio Nobel de la Paz 2021 al Contingente Médico Internacional Henry Reeve de Cuba

0



Este 31 de enero, fecha límite de las nominaciones, se acaba la segunda etapa importante de la campaña internacional para la atribución del Premio Nobel al Contingente « Henry Reeve ».  Con emoción, hemos visto desde septiembre de 2020, a decenas y decenas de parlamentarios, personalidades políticas, académicas y artísticas formalizar oficialmente ante el Comité de Oslo, la demanda de cientos de miles de personas que claman en todos los rincones del planeta que

« nadie merece más el Premio Nobel de la Paz que las Brigadas Médicas de Cuba! »


Una campaña que se ha extendido rápidamente por todo el planeta

Hace casi un año, la pandemia del SARS-COV-2 se propagó en pocas semanas por varios continentes hasta el corazón de Europa, causando miles de muertes. Los países que conocen la experiencia de las brigadas cubanas en epidemiología pidieron ayuda a Cuba. Italia, entonces en el foco de la pandemia, por consejo de la asociación Italia-Cuba, hizo lo mismo. Así es como los países occidentales descubrieron en sus medios informativos a las Brigadas Médicas Henry Reeve de Cuba.

El aparato mediático de los Estados Unidos desencadeno entonces una campaña de mentiras, pretendiendo insinuar, a la vez que estos profesionales de la salud son esclavos, que son incompetentes, que no son más que propaganda política y amenazando a los países que acuden a Cuba para solicitar apoyo  a las brigadas.

La iniciativa del Premio Nobel es una contraofensiva en esta campaña.

En un comunicado emitido el 27 de abril, la asociación Cuba Linda condena una vez más el bloqueo y solicita el Premio Nobel de la Paz para la Brigada Henry Reeve. Tras su publicación por Prensa Latina la idea se difunde como un tsunami, por lo que esta distinción tan simbólica está justificada.

Cuba Linda y Francia Cuba, contactan entonces al diputado François Michel Lambert, Presidente del grupo de amistad Francia Cuba en la asamblea nacional que acepta transmitir la solicitud oficial a Oslo, y lanzan un llamamiento.

« Nosotros, los amigos de Cuba en el mundo, solicitamos la atribución del Premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas Henry Reeve. Con este fin, decidimos constituir una plataforma para informar, llamar, asociarse y amplificar esta iniciativa y llamamos a todas y todos los que deseen asociarse y unirse a nosotros. »

En pocas semanas el llamamiento se convierte en un clamor inmenso de los pueblos del mundo, especialmente de los que fueron afectados por desastres naturales y conocen desde tiempos a estos médicos cubanos que salvan vidas por todo el mundo, realizando el hermoso proyecto de Fidel Castro cuando anunció en 2003 que Cuba enviaría « médicos y no bombas ».

En tres meses, nuestra plataforma reunió a miles de amigos de Cuba, cientos de personalidades y organizaciones políticas, sociales y culturales de más de 40 países, entre ellos más de 20 coordinadoras nacionales y regionales de Europa, Rusia, Líbano, Quebec, y América Latina. Por supuesto, también se crearon otras plataformas en Estados Unidos, América Latina, Bélgica y otros lugares. Como lo habíamos deseado, ante la magnitud de la campaña, Graciela Ramírez creó una coordinación internacional el 14 de junio de 2020.

Desde entonces, 3.900 médicos y técnicos de salud de las brigadas Henry Reeve de Cuba han abandonado la isla para prestar asistencia en más de 39 países contra la pandemia de la Covid 19.

Cientos de personalidades proponen al Comité del Nobel de la Paz la candidatura del Contingente Médico Henry Reeve de Cuba

El 1 de septiembre de 2020 comenzó la segunda etapa importante de la campaña, la presentación oficial de candidaturas o nominaciones al Comité del Nobel en Oslo. Recordamos que sólo algunas personalidades están habilitadas para hacerlo: miembros de gobiernos, parlamentarios, universitarios y ex premios Nobel.

El 22 de septiembre el Consejo Mundial de la Paz envía desde Atenas, Grecia, su propuesta de nominación. El 12 de octubre de 2020, François Michel Lambert, presidente del grupo parlamentario de amistad Francia Cuba, envía oficialmente la solicitud al Comité del Nobel en su nombre y en nombre de nuestra plataforma internacional de organizaciones sociales, políticas, culturales, humanitarios y de personalidades de más de 30 países de todas las regiones del mundo que representan a centenares de miles de personas.

Desde entonces, se han ido sucediendo oleadas hermosas e impresionantes de nominaciones hasta la fecha límite del 31 de enero. Resulta difícil enumerarlas a todas pues resultan tantas y pensamos que puede haber que todavía desconocemos. Es difícil enumerarlas todas, tanto son numerosas, y creemos que aún hay más que las que llegaron a nuestro conocimiento. Por lo tanto, pedimos indulgencia a aquellos de los que no hablamos.

Son más de 200 candidaturas de al menos 35 países de los cinco continentes, que fueron recibidas y aprobadas por el Comité del Nobel de las cuales algunas representan a varias personalidades acreditadas.

En Europa, más de un centenar de nominaciones han sido propuestas por personalidades de 14 países. Saludamos, entre otras, a España y Alemania con al menos 12 nominaciones cada una, a Bélgica con 23 y a Gran Bretaña con 43 nominaciones de personalidades tan diversas como universitarios, diputados laboristas y representantes de la Cámara de los Lores, pero también de Irlanda, Eslovaquia, Francia, los Países Bajos, Dinamarca, Italia, Serbia y Chipre.

En Rusia, 9 académicos nominaron a las Brigadas Médicas Cubanas al Premio Nobel y también el primer vicepresidente de relaciones internacionales de la Duma.

En el continente americano, hemos tenido conocimiento de 65 nominaciones procedentes de 15 países, algunas, como las de Colombia, representan a 23 parlamentarios. Asimismo, en Estados Unidos 7 nominaciones representan alrededor de 200 profesores de las principales universidades, Harvard, Yale, etc… De Uruguay partieron por lo menos 22 nominaciones, de Canadá 13, Honduras 10, Chile 3 y otras de Ecuador, Perú, Argentina, Brasil, Venezuela, Panamá, Costa Rica, San Vicente y Granadinas

Reiteramos que los datos reales son sin duda superiores. También hay que destacar que los grupos nacionales del Movimiento Internacional de la REDH, Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, que ya se había sumado a la campaña con su propio llamamiento el 2 de junio de 2020, nominaron a las brigadas cubanas Henry Reeve de Cuba desde varios países, de América Latina (Uruguay, Argentina) y de Europa (Italia).

En África se han presentado al menos cinco nominaciones desde cuatro países, entre ellos el Gobierno de Sudáfrica, el Parlamento de Guinea-Bissau y los parlamentarios de Benín y Uganda.

Por último, el contingente Henry Reeve de Cuba fue nominado al Premio Nobel de la Paz por 12 personalidades australianas y 4 de Japón.

Por supuesto, hay que agradecer a todas estas personalidades humanistas y amantes de justicia, que han agradecido con su gesto la obra admirable e internacionalista de estos médicos cubanos que parten lejos de casa y arriesgan sus propias vidas para salvar a otras aúnque estén en lugares de difícil acceso. Porque, como lo dijo en su carta al Comité del Nobel, el parlamentario francés François Michel Lambert:

« Con el trabajo altruista y humanista de las « Brigadas Médicas Henry Reeve », se reconoce el derecho a la salud de todos, el derecho a la paz basado en la solidaridad y la cooperación entre los pueblos y las naciones, independientemente de las diferencias de los sistemas políticos y en el respeto de las culturas y tradiciones »

Pero también hay que saludar el extraordinario trabajo realizado desde el lanzamiento del llamamiento, por las organizaciones del movimiento de solidaridad con Cuba, para amplificar la campaña, informar, crear vídeos, solicitar personalidades y organizar eventos virtuales en plena pandemia. Por último, hay que agradecer a Graciela Ramírez y a la Coordinación Premio Nobel de la Paz, que ayudan a los grupos y crean herramientas para esta campaña.

Y ahora:

  • Mantener la presión para el Premio Nobel:

Nos quedan ocho meses antes que el Comité Noruego del Nobel se pronuncie, y sabemos que los enemigos de Cuba van a redoblar sus intentos de desprestigiar a las brigadas para impedirlo. Entonces vamos a continuar y amplificar la campaña para que el mundo entero conozca la obra altruista y humanista de las Brigadas Médicas de Cuba.

El grupo facebook: Prix Nobel de la paix pour les brigades médicales cubaines Henry Reeve sigue siendo una herramienta importante para todos, con el fin de intercambiar información sobre las brigadas. Hasta la fecha reúne a más de 4.500 miembros, publica alrededor de 200 artículos al mes sobre las brigadas, que dan lugar a 6.000 reacciones en promedio.

Es verdad, como lo dice Miguel Díaz Canel, que «los pueblos han dado desde hace tiempo el Nobel a las brigadas», pero debemos presionar al Comité del Nobel para que les atribuye este premio simbólico que sería una bella victoria contra la propaganda mentirosa del Imperio…

  • Utilizar y amplificar la movilización para visibilizar  los demás logros de la Revolución Cubana

Isabel de la Cruz, profesora de Valencia (España) que nomino a los médicos cubanos, lo afirma:

«El Premio Nobel de la Paz sería solo la parte visible del iceberg del gran reconocimiento que la humanidad debe a Cuba»

La campaña para la atribución del Premio Nobel al Contingente Henry Reeve ha desencadenado un tremendo impulso en el movimiento de solidaridad y generado verdaderas sinergias entre las organizaciones y los grupos a nivel internacional. Debemos seguir intercambiando y coordinando nuestras actividades.

– Reaccionar sistemáticamente ante cualquier ataque mediático u otra maniobra de Estados Unidos contra Cuba.

– Visibilizar los grandes logros de Cuba que vergonzosamente ocultan al mundo los medios occidentales. En la isla, por supuesto, la educación y la salud gratuitas, la verdadera democracia por el pueblo y para el pueblo, el nivel científico de Cuba, las cuatro vacunas etc… Pero también las obras internacionalistas y generosas de la Revolución Cubana: La atencion medica a los niños de Chernóbil, la operación Milagro que salvó la vista de millones de personas, el método de alfabetización yo sí puedo, etc…

  • Ganar la guerra mediática para lograr el fin del bloqueo.

Por último, hay que intensificar la lucha contra el criminal bloqueo impuesto a Cuba por «el vecino del Norte», como lo llamaba Martí, reflexionar sobre modos de acción para instar, entre otras cosas, nuestros gobiernos a cooperar con Cuba y denunciar el bloqueo y su extra-territorialidad ante las Naciones Unidas y la OMS. 

Frente a las medidas criminales que le imponen los Estados Unidos, Cuba y su pueblo no sólo resisten con valentía y dignidad, sino que la isla demuestra que un mundo mejor es posible y que sólo la solidaridad podrá salvar a los pueblos y al planeta de las pandemias y de otros flagelos.

Luchar por Cuba es luchar por un mundo mejor para todos.

¡Viva la solidaridad entre los pueblos!

¡Viva Cuba!

El equipo de la asociación Cuba Linda

60 años del ICAP

Estimado Fernando Querido amigo, Cuba Linda felicita a todo el equipo del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos por el sexagésimo aniversario de su ...