Cuba Linda felicita a la Brigada Médica Cubana Henry Reeve en este 19 de septiembre, aniversario 15 de su creación

0

El 19 de septiembre de 2005, el comandante Fidel Castro anunciaba ante una asamblea de estudiantes de medicina recién graduados, sus profesores y médicos que habían realizado misiones internacionalistas:
«  La tragedia que vive el mundo se hace cada vez más evidente, hemos confirmado la decisión de crear hoy, 19 de septiembre de 2005, el Contingente « Henry Reeve » […] una organización sin precedentes en el mundo: el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Catástrofe y Graves Epidemias […. ]. Su objetivo no será solamente apoyar a una nación determinada, sino cooperar inmediatamente, con su personal especialmente formado, con cualquier país que sufra una catástrofe similar, en particular aquellos que se enfrenten a grandes huracanes, inundaciones u otros fenómenos naturales de esta gravedad. »

Tres semanas antes, el huracán Katrina había devastado Luisiana, Alabama, Mississippi. Unas horas más tarde, Fidel reunía en el Palacio de Convenciones de La Habana a 1.586 profesionales de la salud, listos para partir, y proponía al gobierno de Estados Unidos enviar inmediatamente, a las zonas siniestradas, este personal médico experimentado y los medicamentos necesarios. Esta brigada médica se llamaría Henry Reeve, del nombre de un joven americano que se juntó al ejército de liberación y combatió en la guerra de independencia de Cuba contra España: Henry Reeve es, en cuba, el símbolo del heroísmo y de la solidaridad internacional. Por desgracia para el pueblo de Luisiana, la ayuda solidaria ofrecida por Cuba fue rechazada por el gobierno de George Bush.

Con la creación de este Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Catástrofe y Graves Epidemias, dispuesto a intervenir en todas las situaciones que lo requieran, Fidel Castro decide constituir una fuerza sanitaria integrada por especialistas de alta formación médica y científica sin precedentes en el mundo.

«Patria es Humanidad», dicen los cubanos, retomando la frase de Martí. La solidaridad internacionalista comenzó con la victoria de la Revolución, es inherente a la Revolución cubana. En materia de salud, comenzó en 1963 ayudando a la joven Argelia que acababa de lograr su independencia. Desde entonces, más de 400.000 médicos y personal sanitario han sido enviados a 168 países del mundo.

Ni una sola vez, a lo largo de su desinteresada historia revolucionaria, nuestro pueblo no ha dejado de ofrecer su ayuda médica solidaria en caso de catástrofe a otros pueblos que la necesitaban, sin importar las abismales diferencias ideológicas y políticas o las graves ofensas recibidas de los gobiernos de cualquier país», también destacó Fidel aquel 19 de septiembre.

Unos días más tarde, el 8 de octubre de 2005, la Brigada Cubana Henry Reeve partió para su primera misión: un terrible terremoto había golpeado el norte de Pakistán, uno de los terremotos más destructivos de la historia y que causó 87.000 muertos. Cuba envió 2.564 profesionales de la salud, de los cuales 1.465 eran médicos y la mitad eran mujeres. Allí se instalaron 32 hospitales de campaña.

En   zonas remotas de montaña, las víctimas del terremoto no tenían  fuerza  suficiente para llegar al hospital de campaña, entonces los médicos de Cuba , la «Mochila»,  al hombro, partían a pie, a veces en la nieve, por las cuestas del Himalaya en el encuentro con las víctimas. Porque asi son tambien las Brigadas Médicas Cubanas : van «hasta los rincones más oscuros del mundo», como decía Fidel ,para salvar vidas, para ayudar a los más débiles y a los más pobres, en estos lugares donde la población nunca ha visto un médico ni ha recibido ninguna atención de salud. La brigada cubana Henry Reeve permanecerá 8 meses en Pakistán.

Desde entonces, el contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Catástrofe y Graves Epidemias ha intervenido en un número impresionante de países y en situaciones más terribles unas que otras: terremotos en Indonesia en 2006, Perú en 2007, China en 2008; Chile en 2010, Nepal en 2015, Ecuador en 2016.   Fué a rescatar la población después de las devastadoras lluvias en Guatemala en 2005; Bolivia en 2006; México en 2007; El Salvador en 2009; Chile en 2015; Venezuela en 2015 y los huracanes: República Dominicana en 2015; Fiji en 2016; Haití en 2016.

En 2010, despuès de un terrible terremoto, la Brigada Henry Reeve vino a reforzar los equipos médicos cubanos que llevaban años en Haití. Unas semanas más tarde, cuando las ONG occidentales se habían ido desde hace tiempo, se desencadeno una epidemia de cólera. También allí los médicos y enfermeras cubanas partian «Mochila» al hombro hacia las zonas rurales poco accesibles, cuidar y también enseñar los gestos de higiene que salvan, casa por casa.

En 2014, la fiebre del Ébola estalló en Sierra Leona y África Occidental, amenazando a todo el continente y más allá. La ONU pide a varios grandes países desarrollados que envíen médicos… y a Cuba, que será el único país que aceptará.

En 2017, la OMS otorga el Premio Doctor Lee Jong-Wook de Salud Pública al Contingente Médico Cubano Henry Reeve, «en reconocimiento de su trabajo en la atención médica de urgencia a más de 3,5 millones de personas en 21 países afectados por catástrofes y epidemias, desde su creación en septiembre de 2005» así como por el trabajo de 256 especialistas en países africanos durante el peligroso brote de Ébola.

La doctora Margaret Chang declaró: «Cuba es conocida en el mundo por su capacidad de formar excelentes médicos y enfermeros, y por su generosidad de ayudar a otros países en su camino hacia el progreso. »

Sólo las poblaciones occidentales se sorprendieron al ver, el pasado 22 de marzo, en sus pantallas de televisión, una brigada médica cubana bajar del avión para apoyar a los servicios de salud italianos completamente desbordados por la pandemia del covid 19, Italia era entonces el epicentro con  varios cientos de muertes diarias.

Los pueblos de América Latina, África y muchas otras regiones del mundo conocían bien a estos médicos cubanos experimentados que acuden en ayuda de los pueblos, su entrega y su humanidad.

En este año 2020, más de 3.700 médicos y profesionales de la salud de 46 brigadas médicas cubanas abandonaron la isla para combatir el terrible coronavirus en más de 38 países, en cooperación con los equipos médicos locales. En Europa, después de Italia y Andorra, los médicos de Cuba llegaron a la Martinica departamento francés de ultramar, así como a la isla de Antigua y a otras islas británicas para prestar apoyo.

Casi ningún otro gobierno del mundo ha enviado médicos para ayudar a otros países durante la grave crisis sanitaria que estamos atravesando y ningún país occidental que llaman desarrollado.

Así que tan pronto como lanzamos el llamado para que las Brigadas Médicas Cubanas, Henry Reeve logren el Premio Nobel de la Paz, es un clamor inmenso, un verdadero Tsunami que se levantó desde todos los rincones del planeta para decir que nadie merece tanto ese reconocimiento tan simbólico como las Brigadas Médicas Cubanas Henry Reeve, por su internacionalismo solidario, por su ética y por su humanidad, y porque salvan vidas en todo el mundo.

En este aniversario 15 de su creación, la asociación francesa de solidaridad Cuba Linda saluda al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Catástrofe y Graves Epidemias Henry Reeve que alza, por todo el mundo, los valores de la Revolución Cubana de la que es una de las obras más prestigiosas.

¡Cuba Salva Vidas!

¡Viva la Brigada Cubana Henry Reeve!

¡Viva Cuba!


El equipo de Cuba Linda

Un logro histórico

Cuba es el primer país del mundo sin transmisión del VIH/Sida y sífilis de madre a hijo, y está dispuesta a compartir su experiencia El ...